Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 16 septiembre 2010

PIEZAS

Domingo por la mañana, desperté un poco mas temprano de lo habitual y decidí tomar un tiempo para platicar con Dios, fue de esos momentos cuando yo no tenia mucho que decir, mas bien el deseaba hablarme a mi, fue disfrutar de su amistad y saber el gran valor y aprecio que el tiene por mi.

Sentí que durante la platica el colocaba las piezas del rompecabezas de mi vida en el lugar adecuado, le dio forma y completo las piezas que yo no podía encontrar y tiro las que no eran necesarias, me gusto lo que quedo al final de esa mañana y al levantarme para seguir mi día, dije en voz alta: “Gracias por todo” y de la nada una palabra clara vino a mi corazón; “Gracias a ti” , me tomo por sorpresa fue como si un gran amigo el mejor de todos me diera gracias por mi amistad

¿Has pensado de la vida como un rompecabezas?

¡Uno de esos con 500 piezas por unir!

Te sientes como un niño al que le acaban de regalar su primer rompecabezas, ya has pasado la emoción del regalo recibido, una caja muy grande que se abre y dejar caer al suelo cientos de piezas diversas, tomas tiempo y por más que intentas unir las piezas e intentas de varias formas llegar a el  paisaje prometido, sigues esperanzado para poder formar el cuadro que te dijeron se debiera de formar, tu paciencia se acaba y lo que ves es frustrante no solo  por no poder llegar a nada en especifico y es que la vida puede ser algo como:

Una pieza por allí, otra pieza por allá, al principio se ve sencillo

 ¡Al fin es solo cosa de unir piezas!

Pero suena como la introducción a la vida que tenemos en general, jóvenes tenemos 100 teorías de cómo unir las piezas y formar el rompecabezas mas hermoso sin pedir ayuda de nadie, enfundados en ese pensamiento de seguridad nos movemos , pasan las estaciones, nos damos cuenta que las piezas fueron cortadas para tener un lugar en especifico no se pueden colocar en donde tu quieras, puedes intentar pero después de un tiempo nos encontramos con  100 piezas y ninguna teoría para completar el trabajo, alguien nos mintió al decirnos;

¡No es tan difícil!

! Es muy sencillo!

Solo se trata de reunir las piezas de la vida, una pieza es especial, tomamos con seriedad a la pieza para elegir nuestro compañero de vida aquella que calza con nuestras vidas, somos selectivos.

 ¡A no esa no por que no calza en la pieza que buscamos!

Hasta que por fin encontramos la mujer u hombre-pieza que es de la medida de nuestro corazón,  a esa pieza se le añaden las piezas que ya teníamos mas otras piezas que son nuestros hijos, suegros, amigos, trabajo, iglesia, desilusión, decepciones, perdidas, muerte, amores, engaños, heridas , traiciones, mentiras, alegrías, etc.

Después nos damos cuenta que nuestro rompecabezas  no era tan simple de armar, se nos ha complicado el completarlo, la figura que se esta formando no es nada parecido a  mis ilusiones, reviso lo que ya tengo completado, medito, muevo las piezas, traigo mas, tiro algunas pero no logro completar pues siempre me faltan algunas de ellas o me sobran, me es difícil de admitir pero empiezo a pensar que tal vez necesite algo de ayuda.

¿A quien le pido ayuda?

¿Es vergonzoso levantar la voz y pedir ayuda o no?  

Me dijeron que la solución esta dentro de mi mismo, pero si me siento incompleto.

 ¿Cómo podría ser esto verdad?  

Han pasado las estaciones, los días, las noches,  y nos hallamos sentados frente a nuestro rompecabezas de vida sin tener idea de  como se podrá unir todo y obtener el hermoso paisaje que bien debemos de poder observar según las instrucciones que nos dieron.

Antonio Caso dijo: el hombre tiene un vacío en forma de Dios que solo Dios lo puede llenar.

Si, el creador del rompecabezas nos dio todas las piezas menos una, pero para obtener esa pieza tenemos que humillarnos y pedirla con humildad, esa pieza es la pieza angular,  perfectamente firme, asentada, sin imperfecciones y de ahí se reúnen las piezas de este rompecabezas llamado vida

 Sin esa pieza nunca podremos tener un real principio o siquiera darle real belleza o figura a lo que estamos formando en nuestra existencia. La verdad es algo sencillo se trata de hablar con el un día y platicar cara a cara con humildad pidiendo ayuda y darle gracias, como imaginas El es el fabricante y nada le hará mas feliz que darte a ti como su hijo la pieza que te hace falta, por cierto esta pieza tiene un nombre grabado, la cual la hace inconfundible, la pieza dice: JESUS, sin esa pieza tu rompecabezas nunca se podrá completar.

Read Full Post »