Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 septiembre 2009

Eres como un sueño

Sueños de oro
Casas de ilusiones
Mares de gozo
Llanuras de risas
Miradas de ángel
Lagrimas de cristal

Mis cabellos se vuelven de plata
Mientras tú rejuveneces ya sin vacilar
Un camino de madera de caoba
Hojas de colores alegran el sendero
Tu madre te lleva con orgullo
Yo no se ni que palabras expresar

Miro a los otoños
Camino entre los inviernos
El norte y sur no fueron obstáculo
Un regalo de primavera
Mira flores de colores de un verano que te he de llevar

Tu amor sin palabras
Tus enojos y heridas de ellos no me he de acordar
Frescura de palabras
Humedad en el desierto es tu destino
Oasis del dolor es tu llamar

Clamando por el mundo
Que de derrota victoria se puede alcanzar
Limitaciones de tu alma
Cansancio del cuerpo
Debilidades humanas
Tu espíritu firme no ha de vacilar

Camina en la noche
Tu pureza luz a los ciegos ha de alumbrar
Quien me habla de oro o marfil
Tú vales más que el topacio
Tu peso en oro nadie puede pagar

Pasiones que vienen
Por excelencia los sabios a ti han de buscar
Palabras de plástico
Cheques de burla
Tu corazón eso no sabe atesorar

Decide sin fortuna
La prosperidad a ti te ha de alcanzar
Promesas eternas
Pactos de honor
Cadenas irrompibles eso has de guardar

No mires los tiempos
Pues de tiempos el temor de muchos se ha de apoderar
Mira las aves
Vuela con ellas
Levanta tus brazos
No hace falta mucho para el cielo alcanzar

Canta de día
Canta de noche
Libera las penas
Grita con gusto de alabar
Dale sabor al dolor amargo
La dulzura de la victoria en un canto podrás saborear

Compadécete del pobre
Dale al hambriento
Mira por otros
Corona de elogios te van a entregar
Reina del tiempo
Tirana del odio
Sencillez en tu mano como de un bebe llorar

Mis ojos te miran con ternura
Algún día se han de cerrar
Tomado de tu mano
Mis manos como hielobird
En lo tierno de tus brazos
Al fin suspiraran
Sonrisas del tiempo después vendrán
Que como un sueño nos volveremos a encontrar

Read Full Post »

EL JUEGO DE LA VIDA

patinarPatinar, si patinar en hielo eso era lo que locamente estaba haciendo ( bueno al menos esa era la intención) nunca había patinado en ruedas de niño así que la experiencia de patinar en hielo era por demás difícil y en extremo agotador, la pista fue diseñada para hockey así que tenia paneles de vidrio a mi alrededor, detrás de los paneles de vidrio mesas y sillas estaban ahí para poder acomodar a los que venían a observar los juegos de hockey, detrás de ellos negocios de comida, café y pastelillos, así que nuestro publico podía estar cómodo a la vez darse cuenta de las peripecias o caídas de los de los que se atrevían a entrar, vale la pena decir que había mas gente afuera de la pista de observadores que jugadores en la arena de hielo.

No paso mucho tiempo para que sucediera mi primera caída, un momento estaba arriba y de pronto al piso, hielo duro y frío fue mi recepción, me levante como pude y volví a intentar patinar de nueva cuenta de buen humor ya no caí para eso decidí que lo haría mas despacio, pude sentir la mirada de la gente a mi alrededor, pude escuchar a alguien decir “ como se vio gracioso al caerse” pero de cualquier modo lo seguí intentado después de dos horas logre dominar algo de esta faena de patinaje en hielo, debo decir que me agrado el esfuerzo realizado.

Salí de la pista , tenia un dolor en mi tobillo, me quite los patines pues me dolió una ampolla formada por la fricción de mis tobillos contra el plástico duro de la bota para patinar , al ver la ampolla me di cuenta que no era algo pequeño se había reventado así que dolía al caminar.

Una vez con zapatos normales me senté como otros alrededor de la pista y comencé a mirar a los que patinaban como lo hacían los demás, esto fue lo que escuchaba.

“se ve ridículo”

“mira como se mueve”

“se va a caer”

“mira ya no se cae”

“lo esta haciendo bien”

Las voces venían de dos familias reunidas ahí que observaban a sus hijos patinar y de paso criticaban a todos los presentes en la pista de hielo, de pronto un pequeñín salto de la pista y llegando a ellos les dice: “vengan esto es muy divertido” a lo que todos pusieron una serie de excusas, total nadie mas lo acompaño a la pista, el pequeño volvió a la pista feliz en su juego del día, se cayo, se sacudió y volvió a patinar.

Ahí me di cuenta que ese es el juego de la vida, pocos juegan y los que juegan son criticados, pero la mayoría solo se dedica a observar y expresar excusas por no entrar a jugar ¿miedo a una caída? ¿Miedo a la burla? ¿Miedo al fracaso? Esto se traduce en una vida sin decisiones.

En 2 de Timoteo 2:9 leemos “en el cual sufro prisiones……pero la palabra de Dios no estaba presa” Pablo expresa que la prisión que ha experimentado no es motivo de derrota, más bien de victoria pues la palabra de Dios no se limitaba a su condición física.

Suena ridículo el pensar que la prisión es un lugar de victoria, pero suena lógico al aceptar que hay mayores prisiones en el mundo sin barrotes. Nos asfixiamos en lo que no podemos hacer y nos reímos de lo que otros intentan hacer, pero nos mantenemos lejos de la pista de la vida siendo simples espectadores, infelices pero seguros (¿podemos llamar a esto seguridad?)

Si experimentamos miseria, soledad, resentimiento, angustia, intranquilidad, no esta ahí por cuenta propia esta ahí por que no salimos de nuestra silla de espectadores, sentados en nuestra seguridad sin cambios de nada, sin diversión al vivir y rehusamos oír las pequeñas y honestas voces que nos dicen:

“ven sal de tu silla, vamos a patinar y si te caes solo te levantas”

El juego de la vida es uno donde los mas osados se rehúsan a dejar sus sueños atrás y van por ellos, escuchan la burla como una critica constructiva, sabiendo que no es criticado el que no hace nada, que sentir miedo no es debilidad humana esto produce adrenalina, combustible necesario para dar el salto a la pista de hielo.

¡Ven te invito a patinar! ¡Vamos a jugar el juego de la vida!

¡Te habla alguien que se ha caído y se ha vuelto a levantar!

Read Full Post »